Damascos españoles maduros mezclados con el mejor brandy francés para sacar un sabor único